La superluna de noviembre y por qué hablamos tanto de ella

La Superluna es noticia estos días, y es que, desde ayer, domingo 13 de octubre, se puede contemplar una Luna más grande y brillante de lo que estamos acostumbrados.

Coincidiendo con la fase de luna llena, estado en el que el satélite está más cerca de la tierra -con un ángulo de elongación de 0º y una iluminación del 100%-, durante la superluna el diámetro de la Luna aumenta hasta un 14%, y su brillo puede llegar al 30% en comparación con una luna llena normal. Pero, ¿por qué es tan especial esta Superluna?

A lo largo del año se da el fenómeno de la Superluna en repetidas ocasiones. El 16 de octubre de este año, por ejemplo, tuvimos una Superluna que se consideró la más lejana, con +19 horas de diferencia. Sin embargo, la Superluna que podremos contemplar hoy será la más cercana y brillante que veamos desde 1948, acontecimiento que no se repetirá hasta 2034.

 

¿Cómo podemos ver la Superluna?

 

Será difícil contemplar la diferencia de una Luna llena normal a simple vista. Solo en espacios con poca contaminación lumínica, cielos despejados y telescopio será posible apreciar el crecimiento gradual del satélite.

Si lo que busca es plasmar este acontecimiento en una imagen, necesitarás una cámara profesional con varios aumentos para captarla al detalle.

En cuanto a los curiosos que simplemente deseen apreciar la belleza del satélite que nos acompaña cada noche, será difícil apreciar con detalle este espectáculo, y solo será perceptible al ojo humano apenas una variación en la intensidad de su brillo.

Disfruten de otro maravilloso espectáculo de la naturaleza.

 

Este es un artículo que fue publicado originalmente en otro medio y que, pasado el tiempo, fue despublicado. Queda aquí registrado.  

 

Bárbara Gálvez

Traductora jurada y redactora de textos de temática variada.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *